magnify
formats

¿Qué es un aval?

Publicado en 6 junio, 2013
Compartir

Con la crisis hipotecaria, muchos conceptos financieros son ya populares más allá del entorno financiero. Aún así, no está de más explicar a fondo, qué es y en qué consiste un aval.

El aval es un compromiso solidario de cumplimiento de obligaciones, bien dinerarias o de otro tipo a favor de un tercero. A efectos prácticos y legales, sólo está definido el aval monetario por el que un tercero presta el consentimiento voluntario de garantía de la deuda del acreedor al deudor si el deudor no cubre los pagos pactados.

Para la formalización de un aval se precisa de un contrato por escrito, elevado a documento público mediante un notario y a partir de determinadas cantidades. Se pactan las garantías que cubren el aval, la duración y las condiciones económicas y financieras del mismo. Se trata de un compromiso solidario, por lo que no se pueden limitar los efectos del aval frente al patrimonio de la persona avalista.

Un aval puede ser el piso de nuestros padres. Así, para poder garantizar ante la entidad bancaria el pago de la hipoteca, nuestros padres nos harían de avalistas con su piso. En caso de no poder pagar la hipoteca, el banco ejecutaría la hipoteca sobre el piso de nuestros padres. Hay que tener presente, que el aval prestado por una persona en una hipoteca, tendrá la misma duración que el préstamo hipotecario, por tanto en el caso de fallecimiento de una persona física que presta un aval o liquidación de una persona jurídica, el aval sigue teniendo su vigencia contra la herencia.

El funcionamiento es entonces sencillo. El avalista, al cubrir los riesgos del deudor, responde solidariamente de los pagos que correspondan a él. Nuestro ordenamiento jurídico marca mediante elart 1911 del Código Civil que el deudor responderá del cumplimiento de sus obligaciones con los bienes presentes y futuros, por lo que el avalista que presta su consentimiento de garantía está cubriendo las responsabilidades del deudor con todos sus bienes actuales y los que pueda tener en un futuro.

Este es un aspecto poco conocido por las personas que aceptan ser avalistas. A falta de liquidez, el embargo de los bienes del avalista es una operación muy frecuente.

En función de la persona que actúa como avalista, los avales pueden ser:

  • Personas físicas o jurídicas, que actúan en su propio nombre y garantizarán la operación con todos sus bienes presentes y futuros.
  • Avales bancarios, avales emitidos por las entidades financieras que se supone que gozan de una liquidez inmediata en caso de reclamación de pago del aval.

En cualquier caso, el avalista tiene la opción de reclamar al deudor la deuda que él ha pagado al acreedor.

La duración del aval se agota por acuerdo entre las partes o por extinción de la obligación garantizada.

Fuente: El blog salmón

 

 
Etiquetas:,
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
XSLT Plugin by Leo Jiang