magnify
formats

Los fondos de inversión toman posiciones en el fútbol

Publicado en 27 agosto, 2013
Compartir

Hoy  hablamos de fútbol. Y es que a finales de este año 2013 está previsto que entre en vigor la nueva Ley del Deporte, que por primera vez regulará el papel de los fondos de inversión privados a la hora de adquirir parte de los derechos de un futbolista para posteriormente comerciar con ellos.

La crisis económica no ha pasado de largo en el mundo del fútbol, con muchos equipos en una delicada situación financiera, dificultando los fichajes de grandes jugadores por falta de presupuesto.

Por eso los clubes españoles se ven obligados a buscar alternativas a la hora de financiar el fichaje de una estrella fuera del alcance de su bolsillo y comparten el desembolso con un fondo de inversión, que se asegura un importante porcentaje de participación en futuras operaciones de venta.

Y en este contexto es donde entran en acción los fondos de inversión en jugadores de fútbol, una fórmula que nació en América Latina y que se ha terminado extendiendo a Europa. Los futbolistas como activos en los que invertir y obtener una jugosa rentabilidad.

Estos fondos de inversión están cada vez más implantados en la Liga española y de la mano de ellos han llegado jugadores de la talla del colombiano Radamel Falcao al Atlético de Madrid o el brasileño Neymar al FC Barcelona. Zaragoza, Sevilla o Sporting de Gijón son otros de los equipos que han recurrido a ellos para incorporar nuevos futbolistas a sus plantillas.

De hecho, alrededor de 50 futbolistas de nuestro campeonato están participados por algún fondo de inversión. Los más conocidos en el mundo del fútbol son Doyen Group, DIS y Teisa.

Como explicamos hace poco tiempo en el curso de finanzas y en el curso de contabilidad, el modelo de negocio de estos fondos es invertir en jóvenes promesas, preferiblemente futbolistas latinoamericanos, pagando poco dinero por ellos, y venderlos más adelante en el mercado europeo a un precio mucho más alto, con rentabilidades de más del 300% en muchos casos.

La FIFA y la UEFA están en contra de esta práctica y se encargarán de que la nueva Ley del Deporte regule la situación y evite que los inversores privados se hagan con los derechos de un futbolista profesional para luego hacer negocio.

A su juicio, esta práctica no es deportiva y permite enmascarar la realidad económica de los clubes, que no deberían gastar más dinero del que ingresan. Y es que la estabilidad presupuestaria y el techo de gasto también han llegado al fútbol para quedarse.

Fuente: Expansión

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
XSLT Plugin by Leo Jiang