magnify
formats

La fiscalidad aplicable a Pío García Escudero

Publicado en 13 junio, 2013
Compartir

La actualidad política nos brinda buenos ejemplos para poner en práctica los conocimientos adquiridos por nuestros alumnos en el curso de fiscalidad. Analizamos el caso de los  papeles de Bárcenas desde el punto de vista de un experto en IRPF.

Tomamos como punto de partida la justificación del PP que el presidente del Senado, Pío García Escudero, no declarara a Hacienda un préstamo de 24.000 euros que recibió del partido en el año 2000.

El vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, defiende a Pío García Escudero. Su argumentación:

“al señor Escudero se le está acusando de haber pagado menos impuestos de los que debería”, lo que en su opinión “tiene poco sentido en este momento”. La tributación de ese préstamo como deuda hubiera supuesto, según ha subrayado Floriano  “una rebaja de la base imponible”.

¿Verdadero o falso? planteamos a nuestros alumnos del curso de fiscalidad.

Lo cierto es que tanto García Escudero como el Partido Popular no tributaron en el impuesto sobre la renta por los intereses a valor de mercado, que a efectos de un trabajador, como es la relación de García Escudero con el PP en el año 2000, se imputan como rendimientos del trabajo recibidos en especie en el impuesto sobre la renta, y lógicamente, van sujetos a retención y tributan.

Tema a parte es la obligación de García Escudero de incluir este préstamo en su declaración de patrimonio, punto muy discutible sobre su deducibilidad.

Todo ello esta plasmado en el artículo 44 de la Ley 40/1998 del IRPF.  Calculando un tipo de interés teórico del 5%, y valorando de manera muy generosa los tipos de interés de mercado del año 2000, por cada año que García Escudero omitió este préstamo, dejó de declarar en su declaración de la renta en torno a 1.500 euros de base imponible y una cuota tributaria que oscilará entre los 450 a los 700 euros por año.

Vemos pues que el foco fiscal importante está en Impuesto sobre la Renta de las Personas Física, y no tanto en la declaración de patrimonio. Lo único que está claro es que a cualquier trabajador normal que recibe un préstamo sin intereses, paga por ellos, salvo que estés en una empresa que goza de inmunidad fiscal, visto lo visto.

Fuente: El Pais

 
Etiquetas:,
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
XSLT Plugin by Leo Jiang