magnify
formats

La economía sumergida en España

Publicado en 9 diciembre, 2014
Compartir

La economía sumergida, por definición, se compone de la suma de la economía ilegal y la informal. La informal es la que los inspectores de Hacienda y Trabajo intentan detectar mediante las inspecciones típicas, ya que es aquella que se alimenta de eludir cargas fiscales y controles por parte de la Administración del Estado. Por otro lado, está la economía ilegal, que es aquella más relacionada con tráfico de armas, drogas, crimen organizado, terrorismo o blanqueo de dinero, entre otras actividades ilegales en sí mismas. En economía macro económica, cuando se habla de economía sumergida, se hace referencia a aquellas actividades que aun siendo legales, no pagan impuestos o tributos asociados a su actividad. En todas las economías, se produce un porcentaje de PIB a través de la economía sumergida, sin embargo, es muy difícil de medir (por eso mismo se le otorga el nombre de “sumergida”).

Si bien no existen datos oficiales respecto al fraude (las autoridades de España no hacen públicas estas estadísticas) las estimaciones sobre la economía sumergida son realizadas por algunas organizaciones no públicas. Todas las publicaciones recientes indican, punto arriba, punto abajo, que España es uno de los países donde el problema se ha visto recrudecido y cuyo porcentaje sobre PIB de economía sumergida, oscila entre el 18% y el 25%.

Según el estudio reciente de Randstad llamado Flexibilidad en el trabajo 2014, es del 18%. En el caso de España, las dimensiones de la economía sumergida, de acuerdo a dicho estudio, son escandalosas, ya que alcanzan niveles similares a países como Italia (21,1%) o Portugal (19%). La media de la economía sumergida en la Unión Europea, Por encima de dicho porcentaje, se encuentran países como Chipre (25,2%), Bulgaria (31,2%), Rumania (28,4%), Polonia (23,8%), Hungría (22,1%), Grecia (23,6%) Lituania (28%), Letonia (25,5%), Estonia (27,6%) o Malta (24,3%). En España también se sobrepasa la media Europea, llegado a un 18,6%, dobla en proporción a países más avanzados en este sentido como el Reino Unido, o Francia, cuyos índices no superan el 10% sobre el PIB y tampoco a Alemania, que presenta sólo un 13% de economía sumergida. Según este informe, elaborado con apoyo de la Organización Internacional del trabajo, la OCDE y la Eurostat, teniendo en cuenta que la economía sumergida se compone, sobretodo de empleo en “B”, podría estimarse que la reducción del paro afloraría hasta un 50%, es decir 3 millones de puestos de trabajo.

Otro estudio, también presentado este año 2014, por el sindicato de técnicos de Hacienda (GESTHA) pone peor el panorama, ya que estima en un 24,6% del PIB el fraude fiscal en nuestro país, esto es la friolera cifra de 253.000 millones de euros. Esto quiere decir que una cuarta parte de la economía del país queda al margen del control de Hacienda y no paga impuestos. Esta situación, sin lugar a dudas, empeoró a partir de la crisis ya que entre 2008 y 2012 el volumen de economía sumergida se disparó en 59.509 millones de euros. Durante los siguientes años, 2011 y 2012 se realizó un esfuerzo importante para llevar a cabo más inspecciones para luchar contra la economía sumergida y en ese último año 2012, se pudo reducir un 8,75% respecto al año anterior, es decir, 11.517 millones de euros más recaudados por la Agencia Tributaria.

En julio del 2013, la Fundación de estudios fiscales FEF, redujo la cuenta de la economía sumergida, según sus datos, hasta un 20%, situando a España sólo por debajo de Italia. La Funcas o Fundación de Cajas de Ahorro, estimó en abril del 2012, que la economía sumergida tenía un peso de entre 23 y 25% del PIB. Otro informe del profesor Friedrich Schneider, (informe Schneider) investigador de renombre mundial en estos temas, mantiene que el nivel es del 18,6% para el 2013. En la estimación de VISA, España sale un poco por encima de la media de Europa y la conocida lista Falciani, muestra el dominio de franceses y alemanes. Como se ve, los estudios no son exactos por las características propias de este tipo de actividades fraudulentas, pero lo que sí es seguro es que, en todo caso, España tiene niveles muy altos de economía sumergida, aunque no llega a niveles de países del Este donde la tasa es mucho mayor, sus resultados siguen siendo bastante sorprendentes. Esto se explica también debido a los niveles de corrupción en el sector público que conllevan a una mayor generalización del trabajo no declarado en el ámbito laboral. El empleo sumergido es una vía de liberación para los que se enfrentan a la corrupción a la hora de hacer su actividad profesional, aun cuando quieran hacerlo por la vía legal.

Razones de la alta tasa de economía sumergida en España

Sin embargo, uno de los temas que más interesa es cómo se llegó a estas cifras tan alarmantes. Los expertos indican que una de las principales razones fue la resaca del boom inmobiliario o el “tsunami del ladrillo” como algunos investigadores le llaman. España creó una dependencia increíble hacia este sector y se normalizaron algunas prácticas fuera de lo legal como la escritura de viviendas por debajo de su precio de compra. Estas conductas se siguieron realizando incluso después de la explosión de la crisis.

Para algunos expertos, en cambio, no está tan claro que el origen de buena parte de la economía sumergida estuviera relacionado con el sector inmobiliario. Además, según ellos, la rentabilidad del dinero “b” invertido en casas no está siendo positiva lo que podría indicar que la economía sumergida, no se estaría incrementando, sino contrayendo.

A pesar de la controversia, esta podría ser entonces, una primera razón, pero poco a poco, al fraude del ladrillo se iría sumando otro grave problema, que pone en descubierto el informe de Randstad anteriormente mencionado: el empleo sumergido. Para empezar la tasa de paro se ha triplicado desde el año 2008 llegando al 26,03% actual. Pero esta cifra oculta una realidad donde millones de personas trabajan sin declarar, es decir, forman parte del mercado negro o economía sumergida. La subida de los impuestos realizados por el actual gobierno y el anterior, también pueden haber incidido en una subida del fraude fiscal ya que lamentablemente, no fueron acompañados de un control tributario más eficiente.

Una tercera razón para que se haya disparado el fraude fiscal podría ser la creciente imagen de corrupción que se ve en los círculos de poder dentro del país. Se han multiplicado los casos de corrupción entre políticos y empresarios poderosos en España y esto, aumenta la propensión al fraude fiscal.

El cuarto factor que ha disparado el fraude fiscal es el uso masivo de los famosos billetes de 500 euros, que ya representan el 74% del efectivo en circulación en España y suma el 14% del total del valor de todos los billetes de 500 que existen dentro de la zona euro” esta modalidad de pago es una de las preferidas por los defraudadores de Hacienda, por lo que se convierte en un dato bastante revelador.

¿Dónde se genera la economía sumergida?

Según la federación de Organizaciones de Profesionales Autónomos y Emprendedores OPA, los sectores más sensibles a la competencia desleal y economía sumergida, son la industria, la construcción y algunos servicios como peluquerías, bares, empresas de limpieza, etc.

Esta asociación elaboró un estudio donde sobresalen los profesionales constructores, el sector agrario y los talleres mecánicos como los más perjudicados por la competencia desleal y la economía sumergida, es por ello que sobre estos sectores se empieza a ejercer un control mayor con inspecciones que tienen por objetivo bajar estas tasas tan altas.

En cuanto a las regiones donde se puede apreciar una mayor presencia de fraude fiscal, encontramos que los datos muchas veces se mueven en paralelo a los datos del desempleo. Por ejemplo, en Extremadura, el 31% del PIB es economía sumergida, y en Andalucía, estaríamos hablando de un 29,2%. Estas dos regiones son las que lo tienen más difícil en este sentido. Por debajo de la Media están Madrid (17,3%) y Cantabria (22%)  Se entiende que Madrid no esté dentro de las regiones con más fraude ya que en ella tributan la mayoría de las grandes corporaciones (60%) , por lo que se aminora el porcentaje sobre el PIB. Estas grandes empresas eluden los impuestos a través de técnicas de ingeniería fiscal pero no con métodos fraudulentos. Los técnicos de Hacienda indican que hay zonas de la geografía española donde la economía sumergida ya es un mal endémico como por ejemplo Toledo, Ávila, Albacete u Ourense, economías de interior y con menos dinamismo en comparación con otras.

Algunos conocedores del tema indican que sería positiva la propuesta de incluir dentro de la reforma fiscal la posibilidad de desgravar por servicios a particulares, siempre que se haga mediante la formalización de una factura. Quizás con este incentivo se disminuya el fraude. Si te interesan estos temas, te invitamos a conocer el curso de contabilidad. En él encontrarás todos los conocimientos sobre contabilidad y economía que necesitas.

 

 

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
XSLT Plugin by Leo Jiang