magnify
formats

Coste medio de liquidar una empresa

Publicado en 15 enero, 2015
Compartir

Liquidar una empresa en España tiene un coste medio del 11% de sus bienes. El proceso tiene una duración estimada de año y medio.

Siempre que se inicia una actividad empresarial deben tenerse en cuenta las diferentes etapas por las que atravesará la empresa. El ciclo de vida de la empresa es el camino evolutivo que seguirá ésta a lo largo de su existencia, siendo de vital importancia para el proceso de planeación estratégica. Cada empresa es un caso particular y la duración de cada etapa es variable, conforme a sus necesidades específicas. El final de la “vida” de una empresa supone la disolución de la misma.

El ciclo de vida de una empresa está compuesto por diferentes etapas de desarrollo, definidas en la Teoría de la Empresa de la siguiente manera:

–   Nacimiento: se inicia cuando los trabajadores comienzan a desarrollar sus actividades y las máquinas y equipos a operar, una vez realizados los trámites de constitución de la empresa y pagados los gastos iniciales necesarios para la creación de la empresa.

–   Crecimiento: se producirá cuando se den unas condiciones favorables trayendo consigo el incremento de socios, la penetración en nuevos mercados, la fabricación de nuevos productos y el aumento de la plantilla de trabajadores. El interés principal es ganar estabilidad en el mercado. Y según en qué situación se encuentre la empresa, será categorizada en los siguientes grupos:

  • o   Microempresa
  • o   Pequeña empresa
  • o   Mediana empresa
  • o   Gran empresa

–   Madurez: la empresa se encontrará en esta etapa cuando haya llegado a ocupar una posición relativamente estable en el mercado. En este momento se enfrentará a una competencia intensa y su estrategia se basará en la defensa de sus mercados y actividades. La etapa de madurez suele ser una de las más largas dentro del ciclo de vida de la empresa.

–   Declinación: se produce con la pérdida de posición en el mercado y el debilitamiento de su situación financiera. Estas circunstancias favorecerán a su competencia, quien le arrebatará sus productos y servicios.

–   Liquidación: constituye la última etapa del ciclo de vida de la empresa.

Liquidar una empresa significa la terminación de sus actividades mercantiles, la realización de sus activos para pagar la totalidad de sus activos y finalmente la distribución del remanente entre sus socios. Al liquidar una empresa desaparecen todos los factores favorables que la mantenían operando.

 

 COSTE MEDIO DE LIQUIDAR UNA EMPRESA

La decisión de liquidar una empresa no es fácil. Y menos en tiempos difíciles económicamente como los que vivimos en la actualidad. Cuando el debilitamiento de la empresa es irreversible, es vital que los responsables de la misma tomen una decisión de manera rápida y realicen una actuación eficaz acerca de su final, de modo que consigan cerrar con éxito el ciclo de vida de la empresa.

Liquidar una empresa tiene un coste económico, por lo que el tiempo apremia. En España, el coste medio de liquidar una empresa es del 11% de sus bienes, según el informe “Los procesos concursales 2014” elaborado por el EAE Business School y presentado en diciembre de 2014. Este coste medio “se ha mantenido estable” y continúa la línea de países europeos, aunque situándose ligeramente por encima, como Francia (9%), Alemania (8%) y Reino Unido (6%). Además, el tiempo estimado para liquidar una empresa en España se sitúa en un año y medio. Es cierto que desde el año 2008 este tiempo estimado ha aumentado, cuando entonces España igualaba a Reino Unido y Suiza.

En España, 9.143 empresas están inmersas en procesos concursales en 2013, lo que supone un incremento del 13% con respecto al año anterior, y de un 83% en comparación con el dato registrado en el año 2010. No obstante, el 95% de los concursos de acreedores que tienen lugar en España son de carácter voluntario, y el 77% se realizan mediante un procedimiento abreviado.

Durante el año 2013 se han declarado en concurso de acreedores 726 personas y 8.934 empresas, donde las Sociedades Limitadas representan un porcentaje del 76% de las empresas en concurso.

 

PERFIL DE LAS EMPRESAS EN CONCURSO DE ACREEDORES

Con respecto al perfil de las empresas que ha entrado en concurso de acreedores durante el año 2013 en España, encontramos el siguiente listado ordenado de mayor a menor según el número de empresas de cada tipo:

–      1.762 empresas están formadas por 1 o 2 asalariados (micropymes).

–      1.494 empresas están formadas por entre 3 y 5 empleados.

–      1.301 empresas sin empleados se han visto a entrar en concurso de acreedores.

–      En las grandes empresas, la cifra baja hasta las 278 empresas con 50 – 99 empleados.

–      Le siguen las 910 empresas compuestas por entre 20 y 49 empleados.

–      Y por último se sitúan las 189 empresas con más de 100 asalariados que han entrado en concurso de acreedores.

Respecto a los sectores de actividad más castigados por la situación económica durante el año 2013, se sigue situando en primer lugar la Construcción (27% con 2.430 empresas aunque ha decrecido con respecto a 2012), seguido del sector Comercio (incrementa un 12.9% y son ya 1.687 empresas), el sector de Industria y Energía (con 1.575 empresas, un 2.87% más con respecto a 2012) y, por último el sector de la Hostelería (que crece un 44.4%, afectando a 400 empresas).

En el extremo opuesto, el sector menos afectado por el proceso de liquidar una empresa corresponde al Transporte y Almacenamiento, disminuyendo un 12.71% las empresas en esta situación (316 en 2013).

 

COMUNIDADES AUTÓNOMAS MÁS AFECTADAS

En cuanto a Comunidades Autónomas donde se ha tenido que tomar la decisión de liquidar una empresa, se sitúan en los primeros puestos Cataluña (20% del total con 1.866 empresas), Madrid (15% con 1.362, que desciende un 6% con respecto al año 2012), Comunidad Valenciana (13%  con 1.189) y Andalucía (10% con 873 empresas). Entre las cuatro suman el 58% de las empresas concursadas en España durante 2013. En el extremo opuesto, con menos empresas que han tenido que entrar en concurso de acreedores encontramos La Rioja, Cantabria, Navarra y Extremadura, con 87, 96, 137 y 139 empresas en esta situación.

 

RECUPERACIÓN DE LA INVERSIÓN

Respecto a la recuperación de la inversión, España presenta una tasa media de 75.89 céntimos de dólar, cifra menor con respecto a lo que se recuperaba en 2012.

Esta cifra es más de lo que recuperan países como Italia, Suiza o China, aunque por debajo de países como Alemania, Estados Unidos o Japón.

En un ranking de las principales economías mundiales, España se sitúa en el puesto 33, destacando su facilidad a la hora de hacer negocios. En puestos más elevados se sitúan sus socios de la Unión Europea, encabezando Finlandia, Alemania y Noruega con tasas por encima de los 85 céntimos de dólar.

En España, el 80% del total de la deuda pública y privada se debe a otras entidades de nacionalidad española, frente a un 20% que se contrae con acreedores extranjeros.

 

PASOS PARA INICIAR LA LIQUIDACIÓN DE UNA EMPRESA

Uno de los motivos más frecuentes para liquidar una empresa es la imposibilidad de desarrollar la empresa social, en ocasiones debido a la variación en las condiciones del mercado y en otras por la terminación de la empresa (cumplimiento del objeto por el cual había sido formada), la extinción de los bienes objeto de explotación o simplemente por voluntad de los socios (frecuente desacuerdos internos).

En estos casos, el máximo órgano social de la empresa debe declarar la ocurrencia de la causal respectiva. Se hará por la mayoría establecida en los Estatutos de la empresa o según dictamina la Ley, e inscribir el acta en el Registro Mercantil, siguiendo las directrices marcadas en el artículo 24 de la Ley 1429 de 2010, suprimiendo la obligación de cumplir con las formalidades propias de las reformas estatutarias que exigía el Código de Comercio.

Una vez que el acta está inscrita en la Cámara de Comercio del domicilio social, al nombre de la sociedad se la adiciona la expresión “en liquidación”. La empresa conserva su capacidad jurídica únicamente para aquellos actos tendientes a su inmediata liquidación, quedando excluida de efectuar nuevas operaciones en desarrollo de su objeto.

Los liquidadores serán aquellos que aparezcan inscritos como representantes legales en el Registro Mercantil, mientras que no se designen otros diferentes. En este sentido, quienes actúen en calidad de liquidadores deben informar a los acreedores sociales del estado de liquidación en que se encuentra la sociedad. Dicho aviso se publicará en un periódico de amplia circulación en el domicilio social.

Además, dentro de los diez días siguientes al registro de la disolución en la Cámara de Comercio respectiva, el liquidador debe informar a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales sobre el inicio de la liquidación de la sociedad.

También se deberá realizar el inventario de la empresa:

–      Si carece de pasivos externos, el liquidador convocará a reunión de asamblea o junta de socios, con el propósito de aprobar tanto el inventario como la cuenta final de liquidación.

–      Si existieran pasivos externos, éstos deberán pagarse respetando la prelación de los créditos y en la cuenta final, deben efectuarse las provisiones para el pago de las obligaciones condicionales o litigiosas. Una vez pagados los pasivos externos, se podrá iniciar la distribución de remanentes entre los asociados y de ello se deja constancia en el acta, la cual deberá presentarse para su inscripción en el Registro Mercantil.

El trámite de liquidación concluye cuando el liquidador solicita a la Dian la cancelación del respectivo RUT, adjuntando el certificado de cancelación de matrícula expedido por la Cámara de Comercio.

 

Como hemos visto, el proceso de liquidar una empresa requiere realizar correctamente una serie de pasos. Aparte de liquidar una empresa existen otros aspectos en el área económica de vital importancia para el ciclo vital de una empresa. Por ello se recomienda realizar cursos de economía online, donde se tratarán aspectos de la realidad económica actual y se abordarán las nuevas modificaciones con respecto a la situación tributaria, las obligaciones fiscales y las fuentes de financiación principales, además de ver la aplicación práctica de soluciones.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
XSLT Plugin by Leo Jiang