magnify
formats

Contabilidad de las facturas pendientes de recibir

Publicado en 18 febrero, 2013
Compartir

No hay peor pesadilla para el departamento de contabilidad de una empresa que las facturas pendientes de recibir, sobre todo si se ha de hacer el cierre fiscal y contable.

Supón el caso que en la cuenta del banco hay pagos a cuenta que no se corresponden con una factura recibida. Normalmente ocurre con pequeñas cantidades, pequeños gastos que pasan por alto a la contabilidad. Pero es en el momento de cierre cuando nos damos cuenta que no es posible ajustar los saldos porque nos faltan facturas y revisamos incluso los apuntes del curso de contabilidad, por si se trata de un gravísimo error.

Simplemente hemos pasado por alto una factura pendiente de recibir. Otra situación que puede darse es la de una prestación de servicios o una venta efectuada a finales de año cuya factura no ha llegado todavía. Según el principio de devengo, los ingresos y los gastos deben declararse en el ejercicio en el que se producen. Además, siguiendo el criterio de correlación entre ingresos y gastos, lo correcto es declarar el gasto en el ejercicio al que sea imputable. No tenerlo en cuenta falsea la imagen del resultado.

Si descubrimos que la cuantía y la fecha de emisión es del ejercicio que finaliza, deberíamos contabilizar la factura en la cuenta (4009) “Proveedores, facturas pendientes de recibir o formalizar” por el importe de la base imponible. Al recibir la factura en el ejercicio siguiente, se abonará la cuenta 4009 contra la 400 de proveedores. Es un simple ejercicio de cualquier curso de contabilidad.

En lo que respecta al IVA, según el artículo 75 LIVA se devenga cuando los bienes se ponen a disposición del adquiriente. Sin embargo, el artículo 99.4 LIVA dice que se hará valer el derecho a deducir en el ejercicio en el que se hayan soportado las cuotas. Por lo tanto, habrá que esperar a recibirla para ejercitar el derecho a deducir el IVA soportado.

Si la factura llega tras presentar al autoliquidación, podemos presentar una rectificación del modelo de IVA. En cualquier caso es aconsejable siempre una revisión detallada de las facturas que nos puedan faltar. Esto y la revisión constante de los asientos, son dos premisas básicas en nuestro curso de contabilidad.

Fuente: Pymes y autonomos

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
XSLT Plugin by Leo Jiang