magnify
formats

Conceptos básicos de la contabilidad de una pyme

Publicado en 11 enero, 2017
Compartir

Uno de los retos más importantes que debe afrontar cualquier pyme es encarar la contabilidad del negocio de forma eficiente. Emprender y aprender pueden ser palabras aisladas pero tienen mucho que ver; van de la mano en este caso, ya que son la gran mayoría de emprendedores los que se interesan en algún curso de finanzas que les permita, entre otras cosas, elaborar e interpretar el estado financiero de sus empresas sin necesidad de confiar a ciegas en un colaborador externo.

Este tipo de formación es muy valiosa para los empresarios, ya que les permite manejar las técnicas de análisis económicos y financieros para diagnosticar y hacer previsiones de futuro. La gestión de las pymes implica analizar bien la información financiera con cierta frecuencia, puesto que sin el estudio de los costes de los procesos, la toma de decisiones que involucran el éxito o fracaso del proyecto queda sin base económica.

Conceptos de contabilidad de una pyme

Hoy en nuestro blog te echamos una mano. A continuación, podrás conocer con nosotros cuáles son los principios básicos de contabilidad que te ayudarán a gestionar mejor tu negocio:

1. Total de activos circulantes. La disciplina abstracta de la contabilidad para pymes es compleja y suele ser el punto débil de muchos emprendedores. Pero la próxima vez que el contador te hable de activos circulantes sabrás perfectamente a qué se refiere: este concepto hace referencia a todos los recursos que la compañía realizará dentro de un periodo preciso comercial.

2. Pasivos circulantes. No confundir activos con pasivos. A diferencia del concepto anterior, los pasivos circulantes corresponden a las obligaciones que ha contraído la empresa y que serán canceladas en el periodo comercial preciso o dentro del plazo de un año, que suele ser lo más común.

3. Impuestos diferidos. Cuando llega la hora de hablar de impuestos, muchos empresarios se ponen tensos y tratan de prestar su máxima atención a las palabras del contador. Este concepto de impuestos diferidos habla del efecto económico que se da cuando se difiere un impuesto a la renta generado por diferencias en el tiempo entre la aplicación de las normas de contabilidad y las tributarias. Es decir, cuando hay una distinción temporal en la determinación del resultado económico de la empresa. Profundizar en este concepto puede serte de gran ayuda para la gestión tributaria de una pyme.

4. Resultados de explotación. Este concepto hace referencia a la diferencia entre los ingresos y los costos que se asocian a la actividad de la empresa, incluyendo los gastos de ventas y administración. Los resultados de explotación no son lo mismo que los resultados “fuera de explotación”. Los segundos hablan de una diferencia entre ingresos y gastos pero por actividades esporádicas que no corresponden al giro habitual de la pyme.

5. Utilidad del ejercicio. Seguramente habrás escuchado muchas veces el término “utilidad” o “utilidades”. Se refiere al resultado financiero que se genera en un período comercial y que representa, en pocas palabras, la diferencia (una vez más) entre ingresos y gastos. Las pérdidas las encontrarás señaladas entre paréntesis en los libros contables.

6. Clientes o deudores por ventas. Se refiere a las cuentas por cobrar que provienen de operaciones comerciales que ha realizado la empresa.

7. Existencias. Es simplemente la mercadería que se adquirió para ser comercializada y que tiene una rotación dentro de un periodo.

8. Pago provisional mensual. Son los montos que entran en las arcas fiscales cuando se aplica una tasa sobre las ventas netas. Estos montos luego se imputan a los impuestos anuales. Cuando los impuestos anuales son menores que los pagos provisionales efectuados, la diferencia será pagada al fisco como devolución. Este tema debe ser tratado con mucho cuidado: nuevamente, conviene profundizar en el aspecto tributario.

9. Proveedores. Es la cuenta que se debe pagar por adquisiciones que tienen la finalidad de desarrollar las actividades normales de la empresa, es decir, de su giro normal de negocio.

10. Capital. Dejamos para el final este concepto, que esperamos sea muy amplio en tu proyecto. Es el monto que ha sido entregado por los socios o los accionistas cuando nace la empresa y que puede ser ampliado por aportes posteriores a la fecha de creación de la misma.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te esperamos en el próximo.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
XSLT Plugin by Leo Jiang