magnify
formats

10 consejos para elegir el mejor local para tu negocio

Publicado en 13 marzo, 2015
Compartir

¿Cuál es el mejor local para tu negocio?

“Ubicación, ubicación y ubicación” responde el fundador de Mc Donald´s, Ray Kroc, cuando le preguntan por los factores más importantes para el éxito de un negocio.
Eso mismo sostienen desde Inditex. Seguro que paseando por la Quinta Avenida de Nueva York, por los Campos Elíseos de París o por la calle Serrano de Madrid te has encontrado alguna de las 2.000 tiendas del grupo empresarial Inditex. La marca española tiene muy claro que parte de su éxito reside en la ubicación de sus tiendas, por lo que apuestan porque estén situadas en zonas emblemáticas, lo que les permite seguir creando marca.

¿Cuál es el mejor local para tu negocio? Es una de las preguntas más importantes que cualquier franquiciado y cualquier emprendedor se realiza antes de comenzar una actividad. La inversión de tiempo en el planteamiento y en la búsqueda del mejor local para tu negocio serán claves y propiciarán un mayor éxito empresarial. No debes tomar a la ligera la elección del mejor local para tu negocio. Por eso te recomendamos que además de seguir los consejos que hoy te damos también apuestes por estudiar finanzas online.

¿Me sitúo cerca o lejos de mi competencia? ¿Es mejor un local situado en una esquina? ¿Qué esté en el centro o en las afueras de la ciudad? ¿Situado a pie de calle o en las primeras plantas de un edificio? ¿Qué barreras presenta el mobiliario urbano de la zona? Estas son sólo algunas de las múltiples preguntas que te haces acerca de cuál es el mejor local para tu negocio. Hoy te damos consejos para acertar a la hora de elegir el mejor local para tu negocio. Coge papel y lápiz y toma nota de las siguientes recomendaciones.

1. No tener prisa en elegir el mejor local para tu negocio. Las prisas son malas consejeras y con frecuencia conducen a sobrecostes económicos. Elegir el mejor local para tu negocio requiere de un tiempo y de un esfuerzo por visitar locales diferentes, estudiar el entorno, a la competencia, a los clientes, consultar con el ayuntamiento, junta municipal o entidad pública de la localidad dónde queremos instalarlos, realizar trámites administrativos (concesión de licencias de apertura o de obra para trabajos de acondicionamiento), tener en cuenta las necesidades de reforma e interiorismo, etc. También es fundamental tener en cuenta si el local elegido está realmente adaptado a mis necesidades o es necesario realizar una inversión elevada para conseguir su mejora. La elección del mejor local para tu negocio deberá evaluarse en función del coste / beneficio.

2. La ubicación. A la hora de tratar ese punto en relación con seleccionar el mejor local para tu negocio es altamente probable que la parte económica pese más a la hora de tomar la decisión. Una buena ubicación puede hacer que merezca la pena invertir algo más de dinero en la reforma o al alquiler del espacio. La ubicación del negocio dependerá de nuestra actividad.

3. ¿Cuál es mi actividad? El mejor local para tu negocio dependerá de la actividad que se desarrolle en él. Por ejemplo, las empresas industriales así como empresas que necesiten grandes almacenes y grandes oficinas centrales tienden a situarse en polígonos aunque cuentan con varios puntos estratégicos repartidos por el interior de las ciudades. Mientras que los locales dedicados a la venta de productos suelen funcionar bien en zonas de paso a supermercados, colegios, ambulatorios, o junto a una parada de transporte público como autobús, metro o tren. Por su parte, las academias suelen funcionar bien en entreplantas al estar más recogidas del ruido exterior de la calle.

4. Público objetivo: definir los clientes del producto o servicio ofrecido. Uno de los puntos fundamentales es conocer el perfil de los clientes y dónde está situado: su nivel económico, las características que presenta, cuáles son sus horarios de esa comunidad, lugares de trabajo y estilos de vida, entre otros. Un pequeño estudio de mercado puede ayudar a conocer y a esclarecer muchas de las preguntas acerca del público objetivo. Es obligatorio y necesario conocer quién es mi público y dónde está situado porque el local para tu negocio deberá ubicarse donde estén o pasen la mayor parte del tiempo los clientes. Por ejemplo negocios de venta de productos o servicios directos como una peluquería o una tienda de alimentación elegirán locales situados a pie de calle en zonas que cuenten con clientes que se ajusten a su edad y que cuenten con un poder adquisitivo acorde con sus servicios. Un negocio de lujo no debería estar ubicado en un barrio popular.

5. ¿Dónde está ubicada mi competencia? Es importante estudiar los negocios cercanos y valorar si resultará beneficios o perjudicial situar el negocio junto con otras empresas que ofrezcan el mismo servicio o tener un cierto grado de monopolio en la zona. También realizar un estudio acerca de cuánto vende la competencia en esa zona, del tráfico y afluencia de personas que existe así como las promociones, letreros y escaparates existentes.

Es importante conocer dónde se ubica mi competencia y en base a ello elegir el mejor local para tu negocio. Debe tenerse en cuenta que no siempre es negativo estar rodeado de empresas que se dedican a la misma actividad y al mismo sector. Es el caso de las tiendas de moda, de ropa y complementos, donde los clientes prefieren acudir a zonas con mucha oferta de productos ubicadas en calles transitadas o en centros comerciales en los llamados “generadores de tráfico”, que son lugares con otros negocios que contribuyen a generar clientela al negocio.

En cambio, en otros negocios como las clínicas dentales o las clínicas de fisioterapia no es recomendable que se ubiquen en una zona donde existe una oferta similar a la que vayamos a ofrecer. Los barrios de nueva creación – y más ahora que se espera un repunte del sector de la construcción en España – son una buena opción en los que elegir el mejor local para tu negocio de manera que te posicionas antes de que llegue la competencia.

6. Las dimensiones del local. Recuerda el principio de Stadium: “desde cualquier ángulo del local debes ser capaz de ver el resto”. A la hora de buscar el mejor local para tu negocio, el tamaño y la forma del mismo son importantes. Deberán corresponderse a la actividad del propio negocio, no ser demasiado grande ni demasiado pequeño, no contar con pasillos extraños ni zonas muertas que no podamos utilizar para el desarrollo de nuestra actividad. Puede que el local seleccionado necesite de reformas considerables para dejarlo en condiciones que no se vean compensadas económicamente, por muy bien que nos vendan ese espacio. Esto suele suceder principalmente con locales que durante años no han sido adaptados a los cambios normativos que han ido entrando en vigor, como por ejemplo una salida de humos si se trata de un negocio de hostelería.

Dentro de este apartado también es importante informarse de si el local está sujeto a instalaciones comunitarias (como bajantes), y en caso de estarlo, proceder a la revisión de las mismas, además de dejarlo reflejado en la valoración del estado inicial del negocio incluyendo fotografías y planos así como del estado de las fachadas y demás elementos. Del mismo modo resulta conveniente revisar los estatutos comunitarios o actas de la comunidad para que el desarrollo de nuestra actividad no se vea envuelto en problemas (impagos o deudas pendientes) que puedan influir negativamente en el local y/o nuestra actividad comercial.

7. El mobiliario urbanístico. A la hora de elegir el mejor local para tu negocio es fundamental tener en cuenta cómo está condicionado el mobiliario urbanístico donde pretendemos ubicarnos. Con frecuencia es un apartado poco tenido en cuenta pero determinante para el futuro del negocio.

Se trata de tener en cuenta un buen acceso y cercanía, puesto que los clientes prefieren un negocio cerca de donde viven y/o trabajan y que además cuente con buen acceso y comunicación: que se puedan ir andando, llegar a través de líneas de transporte público, acceso de automóviles (valor añadido será disponer de lugar de aparcamiento por los alrededores), parkings cercanos.

Con frecuencia se habla de la apuesta por un local situado en las esquinas por contar con mejor visibilidad para los clientes mediante la colocación de lunas, letreros, iluminación y seguridad al tener más fachada, logrando mayor superficie publicitaria. Asegúrate de que no haya farolas o columnas que puedan ocultar algún cartel o escaparate y que los contenedores de basura tienen una ubicación que no afecta a la fachada.

En esta línea es importante es conocer la funcionalidad de la calle: hay vías que son muy céntricas y aparentemente golosas para ubicar mi negocio pero que no tienen gran movimiento comercial porque están destinadas a hacer de intersección entre distintas zonas como ocurre en grandes avenidas. Un consejo útil es apostar por locales situados en aceras cercanas a las viviendas para facilitar las compras de fin de semana o de horario tardío (entre las 19 y las 21 horas). Otra recomendación más es situarse en zonas donde el sol permanezca más tiempo porque si observas la circulación de una calle peatonal, la gente tiende a ir hacia la zona soleada – menos en agosto- y que son más comerciales que las zonas sombrías, siempre y cuando nuestro producto resista en un escaparate donde el sol incida directamente.

8. ¿Compra o alquiler? Si eres un emprendedor lo más recomendable es alquilar un local de cara a minimizar el riesgo. Una vez que el negocio ha crecido lo suficiente para poder expandirse, se puede considerar la posibilidad de adquirir un local propio. El alquiler del local permite conocer al público de la zona, establecer un primer contacto con él, e ir creciendo de manera gradual a través de contratos temporales regulados por plazos de 1 ó 2 años que permitan evaluar el local, su ubicación, los beneficios así como los costes. Una opción es especificar en el apartado de cláusulas contractuales un plazo para posteriormente optar por la venta del propio local o seguir en régimen de alquiler.

9. Sistemas de seguridad del local. Es importante analizar los sistemas necesarios para el buen funcionamiento del negocio: vigilancia propia, cámara de seguridad, circuitos cerrados de televisión, alarmas o accesos restringidos.

10. El contrato de alquiler. Ahora que ya has elegido el mejor local para tu negocio, llega el momento de formalizar por escrito el acuerdo alcanzado a través del contrato de alquiler con el propietario. En ese documento deberá reflejarse la situación inicial del local así como las mejoras necesarias a realizar (cambiar las persianas de cierre o renovar la instalación eléctrica).

Es cierto que una buena localización no garantiza el éxito pero ayuda a no fracasar y permite que la empresa logre mayor cercanía con el público al que va dirigido el producto o servicio y lograr así mejores ventas. Un mal emplazamiento puede hacer que el mejor negocio fracase mientras que un buen emplazamiento puede traer gente a casi cualquier compañía. Y no prestar importancia a los consejos dados aquí ni optar por estudiar finanzas online para ampliar conocimientos al respecto generará problemas a medio y largo plazo, ya sea con el propietario del local, con el ayuntamiento o entidad similar, con la comunidad.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
XSLT Plugin by Leo Jiang